HIPOTECAS

En Crèdit Andorrà te ofrecemos financiación para que compres una vivienda, te cambies de casa o para que adquieras una segunda residencia.

Escoge la Credihipoteca de Crèdit Andorrà para comprar una casa nueva, cambiarte de casa o adquirir una segunda residencia.

La Credihipoteca de Crèdit Andorrà es un préstamo con garantía hipotecaria al que se aplica un tipo de interés variable que se revisa periódicamente, ajustándolo respecto al índice de referencia pactado.

  • Decidir el importe financiado, que no debe superar el 70% del valor del inmueble.
  • Hasta 30 años de plazo para efectuar el pago.
  • Una cuota en función de la capacidad de endeudamiento. No sobrepasará el 35%-40% de los ingresos mensuales familiares. 

Documentación necesaria para la instrumentación de un préstamo con garantía hipotecaria:

Personal:

  • Clientes de Crèdit Andorrà: puntos de la CASS.
  • No clientes: puntos de la CASS, certificado de residencia, pasaporte/D.N.I. y extracto bancario con movimientos de los últimos 6 meses.

De la vivienda:

  • Informe de tasación de la vivienda.
  • Coste real a pagar y, en su caso, fotocopia del contrato de promesa de compraventa con la inmobiliaria o el vendedor.
  • Fotocopia de la escritura pública.

Gastos a soportar para la instrumentación de un préstamo vivienda con garantía hipotecaria:

  • Tasación/peritaje: a partir de 300 euros.
  • Gastos de notario.
  • Impuesto de Transmisión Patrimonial.
  • Cédula de habitabilidad: pago para obtenerla.
  • Formalización del préstamo: según la modalidad de hipoteca, un pago de entre el 0,50% y el 1,50% del importe prestado.
  • Seguro de vida: el coste varía en función de la edad del asegurado y del capital final que se quiere asegurar.
  • Seguro del hogar: se puede asegurar sólo el continente (seguro obligatorio por ley), o bien el continente y el contenido de la vivienda (en ambos casos el coste varía en función del tipo de seguro contratado).
  • De gestión (opcional): si se contrata un gestor privado (gestoría) para la realización de los trámites administrativos, debe tenerse en cuenta el coste de los honorarios.