Ley 8/2013 (MiFID)

Ley 8/2013 sobre los requisitos organizativos y las condiciones de funcionamiento de las entidades operativas del sistema Financiero, la protección del inversor y los acuerdos de garantía financiera.

Esta Ley, que modifica la anterior ley 14/2010, recoge los principios establecidos en la directiva comunitaria conocida como MiFID (que son las siglas en inglés de la Directiva de mercados de instrumentos financieros), refuerza las disposiciones relativas a la protección del inversor recogidas en la legislación hasta la fecha vigente, e incorpora nuevas obligaciones sobre el uso de información privilegiada y la manipulación del mercado.

Descargar el díptico en PDF

Para más información: +376 88 88 88

¿Qué objetivos tiene esta ley?

  • Proteger los intereses del inversor.
  • Garantizar que el inversor conozca los productos y servicios que adquiere y sus riesgos asociados.
  • Fomentar la transparencia y la eficacia.

¿Cuáles son los productos complejos y los productos no complejos?

La ley clasifica los productos bancarios en complejos y no complejos.

Los productos complejos son aquellos que, por sus características, están sometidos a diferentes factores de riesgo (liquidez, volatilidad, tipos de cambio, etc.) y cuya complejidad requiere tener unos conocimientos y una cierta experiencia para comprenderlos. Serían, por ejemplo:

  • Acciones preferentes, obligaciones convertibles, obligaciones perpetuas, etc.
  • Fondos de inversión libre (hedge funds).
  • Derivados (futuros, opciones, warrants, caps, floors, seguros de cambio, etc.).
  • Productos estructurados tanto de producción propia como ajena.

Son productos no complejos aquellos que tienen un grado escaso de complejidad y riesgo, como por ejemplo acciones que cotizan en un mercado regulado, instrumentos del mercado monetario, etc.

Clasificación de los clientes según la Ley 8/2013

¿Qué hará Crèdit Andorrà para garantizar una comercialización correcta de sus productos o servicios?

Según el tipo de producto o servicio, se prevé:

Test de Idoneidad

Cuando se presente un servicio de gestión discrecional de carteras o de asesoramiento, deberá hacerse un test que determine el perfil de riesgo de inversión de cada cliente, los conocimientos y la experiencia que tiene del mundo financiero, su situación y capacidad financiera, y los objetivos de inversión perseguidos.

Test de adecuación

En el momento de comercializar ciertos productos complejos, deberá hacer un test que acredite que el producto es adecuado para el cliente. Este test identificará los conocimientos y la experiencia que tiene en relación con el producto solicitado.

Contrato de asesoramiento

Para los clientes que quieran contratar un servicio de asesoramiento, que consiste en recomendaciones de productos.

¿Cuáles son las políticas y los procedimientos más importantes que establece Crèdit Andorrà para la prestación de servicios de inversión?

Política de ejecución de órdenes (27.11.14)

Para obtener el mejor resultado posible se adoptan medidas razonables de cara a las operaciones de los clientes, teniendo en cuenta el precio, los costes, la rapidez y la probabilidad en la ejecución y la liquidación, el volumen, la naturaleza o cualquier otra consideración pertinente para la ejecución de la orden.

Descargar la política

Política de protección de activos (18.02.15)

Adopción de las medidas adecuadas para proteger los derechos de propiedad de los clientes sobre los instrumentos financieros y los fondos que nos confían.

Descargar la política

Política de gestión de conflictos de interés

Adopción de las medidas y los procedimientos de prevención y gestión en las situaciones identificadas que puedan comportar conflictos entre los clientes y Crèdit Andorrà o entre los propios clientes.

Descargar la política